11 mayo 2012

Políticas: Sarmiento - Alberdi


La polémica con Alberdi (1840-1845)

Diario Clarín


En mayo de 1852 los gobernadores presididos por Justo José de Urquiza de Entre Ríos firmaron el acuerdo de San Nicolás. Y convocaron a un Congreso General Constituyente que se reuniría en Santa Fe. Urquiza fue designado Director Provisorio de la Confederación Argentina hasta que se sancionara la Constitución Nacional. El acuerdo fue rechazado por la Legislatura de Buenos Aires. Y desde Chile, por Juan Bautista Alberdi que fundó el Club Constitucional de Valparaíso. En octubre del 52 Sarmiento fundó el Club Argentino en Chile y apoyó a la revolución del 11 de septiembre que, en Buenos Aires, había derrocado al gobierno adicto a Urquiza. Los ataques del sanjuanino a Urquiza provocaron la respuesta de Alberdi favorable al gobernador entrerriano a través de la prensa. Así empezó una larga polémica entre ellos. 



El 31 de mayo de 1852, en una reunión de gobernadores presidida por el de Entre Ríos, general Justo José de Urquiza, se firmó el acuerdo de San Nicolás. Entre otras medidas, dispuso la convocatoria a un Congreso General Constituyente. Se reuniría en Santa Fe y estaría integrado por dos diputados por provincia. También designó a Urquiza como Director Provisorio de la Confederación Argentina hasta la sanción de la Constitución Nacional.

El acuerdo fue rechazado por la Legislatura de Buenos Aires. En Chile, en adhesión a esta postura, y por iniciativa del Juan Bautista Alberdi, un grupo de argentinos residentes, fundó ese mismo año el Club Constitucional de Valparaíso.

Urquiza incluso, designó Alberdi como encargado de Negocios de la Confederación Argentina ante la República de Chile. Pero la propuesta no fue aceptada.

Mientras tanto, en Buenos Aires, la revolución del 11 de septiembre derrocó el gobierno adicto a Urquiza. Decidió prescindir de esa provincia en el Congreso Constituyente y trasladó la Capital de la Confederación a Paraná, Entre Ríos.

El 19 de octubre de 1852, Sarmiento, fundó en Santiago de Chile el Club Argentino, desde donde adhirió a la revolución del 11 de septiembre y criticó al acuerdo de San Nicolás. Los ataques de Sarmiento a Urquiza, a través de la prensa chilena, provocaron la respuesta de Alberdi en un artículo anónimo publicado en "El Diario" de Valparaíso.

Sarmiento no demoró su reacción. Y, en respuesta, editó el 12 de noviembre "Campaña en el Ejército Grande aliado de Sudamérica". En esa obra autobiográfica, criticó a quien fuera su jefe en la batalla de Caseros.

Alberdi salió en defensa de Urquiza, con "Cartas sobre la prensa y la política militante en la República Argentina", que escribió en Quillota. Por eso se conocen como "Cartas Quillotanas". Allí censuró la labor periodística de Sarmiento: "La prensa no es escalera para asaltar la familia y su secreto, no es llave falsa para violar la casa protegida por el derecho público; no es el confesionario católico que desciende a la conciencia privada. El que así la emplea, prostituye su ejercicio y la degrada más que los tiranos".

Sarmiento publicó en marzo de 1853 "Las ciento y una".

Alberdi dio a conocer ese mismo año "La complicidad de la prensa en las guerras civiles de la República Argentina". Poco después, el sanjuanino trasladó la polémica al terreno constitucional con sus "Comentarios a la Constitución de la Confederación Argentina". Allí intentó refutar la obra de Alberdi "Bases y puntos de partida para la organización política de la República Argentina".